top of page

Ducharse antes o después de sauna ?


La práctica común es tomar una ducha antes de entrar a la sauna. Tomar una ducha antes ayuda a limpiar la piel y eliminar cualquier suciedad o productos químicos que puedan estar presentes en la superficie de la piel.


Además, el agua caliente de la ducha puede abrir los poros de la piel, lo que puede facilitar la transpiración durante la sesión de sauna.


Después de la sauna, es recomendable tomar otra ducha para eliminar el sudor y las toxinas liberadas durante la sesión de sauna. La ducha posterior también puede ayudar a enfriar el cuerpo después de la exposición al calor de la sauna.


En resumen, la secuencia típica es ducharse antes de la sauna, disfrutar de la sauna y luego ducharse nuevamente después de salir de ella.


Beneficios y precauciones asociados con la ducha antes y después de una sesión de sauna:


Antes de la sauna:

  1. Limpieza de la piel: La ducha antes de la sauna ayuda a limpiar la piel, eliminando el exceso de aceites, suciedad y productos químicos. Esto permite una mejor transpiración durante la sauna y ayuda a maximizar los beneficios para la piel.

  2. Apertura de poros: El agua caliente de la ducha puede abrir los poros de la piel. Los poros abiertos facilitan la liberación de sudor durante la sesión de sauna, lo que ayuda a eliminar toxinas y a mantener la piel saludable.

  3. Preparación del cuerpo: La ducha previa a la sauna puede ayudar a aclimatar gradualmente el cuerpo al calor, preparándolo para la experiencia térmica intensa de la sauna.

Después de la sauna:

  1. Eliminación de sudor: Tomar una ducha después de la sauna es esencial para eliminar el sudor y las toxinas liberadas durante la sesión. Esto ayuda a mantener la piel limpia y saludable.

  2. Enfriamiento del cuerpo: La ducha posterior también sirve para enfriar el cuerpo después de la exposición al calor de la sauna. Es importante regular la temperatura corporal para evitar la deshidratación y mantener un equilibrio adecuado.

  3. Hidratación: Después de la sauna, es recomendable aplicar una crema hidratante para ayudar a restaurar la humedad perdida durante la sesión. Esto es especialmente importante si has sudado mucho, ya que la hidratación es esencial para mantener la salud de la piel.

Precauciones:

  1. Hidratación continua: Asegúrate de beber suficiente agua antes, durante y después de la sauna para evitar la deshidratación.

  2. Consultar con un profesional de la salud: Si tienes condiciones médicas preexistentes, como problemas cardíacos o de presión arterial, es aconsejable consultar a un profesional de la salud antes de participar en sesiones de sauna.

  3. Limitar el tiempo en la sauna: Evita pasar demasiado tiempo en la sauna, ya que la exposición prolongada al calor intenso puede ser perjudicial.

En general, la ducha antes y después de la sauna es parte integral de la experiencia, contribuyendo a los beneficios para la salud y asegurando una transición segura entre las temperaturas extremas.


Cabina de sauna seco
Cabina de sauna seco

תגובות


bottom of page